Al corazón de Centroeuropa: Bratislava

Hola viajer@s:

Ya caída la noche y con un frío que me está consumiendo mucho del ánimo de quedarme por ahí dando vueltas por la ciudad, encuentro un blog que me pone a pensar si quiero o no quitarme los zapatos. Ante tantas fotos maravillosas más una taza de aromática de la receta de la abuela, nada mejor que un viaje poco común a un destino no muy popular,  pero que definitivamente no puede escaparse de la lista de sitios por conocer en Europa.

Ante la desaparición de Checoslovaquia, que dio paso a las actuales República Checa y Eslovaquia, hoy nos abordamos a un destino que esconde delicados deleites y sorpresas tras cada esquina; directo al corazón de Europa del Centro, hoy estamos en Bratislava.

Bratislava. Xixerone May 24 2013El Observador. Fuente: Xixerone.com

De colores, formas y ángulos está lleno este recorrido que para su caso es perfecto, lo digo porque en una ciudad que tiene una famosa estatua de un fotógrafo, sea una invitación hecha con postales la mejor. Así lo ha hecho Luis, quien da un vistazo a la ciudad complementando todo con pocas palabras e inmejorables fotografías, yendo de un lado a otro del centro histórico, mostrando que ciertos pequeños lugares están llenos de detalles, plasmados en una invitación que hace a cada lector para que construya en sus ilusiones las formas de algunos de estos.

Eslovaquia me hace pensar en cosas que del todo no están en su orden esperado, como si cada cosa estuviese en el lugar que quisiera estar, escogido a su voluntad, esa era mi idea y ahora llego a afirmarla: ¿esperarías ver a un hombre saliendo de una alcantarilla, Christian Andersen y una evocación al polémico ovni, todos juntos en un mismo lugar? ¡Así es Bratislava! Pequeña, acogedora, mantenida en la calma y necia ante el cambio, que prefiere reconstruir su pasado antes de adquirir una nueva forma, pero sobre todo Bratislava es sorprendente.

Este recorrido A Pie, como lo recomienda el autor, es mucho más de lo que se espera de una pequeña población de apenas 430.000 habitantes. Sus construcciones elegantes hacen honor al lujo de la ciudad, a cada paso la sensación de querer descubrir más se hace incontenible  y con justa razón, en Bratislava lo mejor de la ciudad se esconde de calle a calle y hay que salir a descubrirlo.

Chao, hasta un nuevo viaje!

A bordo o A pie